viernes, noviembre 30, 2007

Esto no va a quedar borrado

No me acuerdo bien quién me dijo una vez que cuando empezaba una novela, siempre leía primero la última página porque sólo así podía disfrutar el libro. En realidad, a esta altura ya no sé si me lo dijo un conocido o si era la característica más llamativa de la protagonista de alguna novela (de Cortázar o algo por el estilo).

No. Él seguro que no era. Él lo que hacía era dejar un libro que le gustaba mucho abandonado en la mejor parte y sólo lo retomaba unos meses después, cuando se le pasaba la intriga. Un procedimiento raro, rarísimo. Yo, por el contrario, busco terminar lo que me gusta lo más rápido posible, no aguanto la ansiedad. Creo que ésta era una de las principales diferencias entre nosotros.
*
El heladero, hoy al entregarme un cucurucho de dulce de leche granizado con chocolate amargo, me dijo: "Wow, ¡qué uñas!" Lo raro fue la seguidilla de pasos: primero me preguntó qué sabores quería, después preparó el helado, me lo entregó y recién ahí me cobró. Y yo, de repente me encontré parada en medio de la heladería, con la mochila a medio abrir, sosteniendo un cucurucho que ya se empezaba a chorrear y sin saber bien cómo hacer para sacar la billetera. Entonces agarré el helado con una mano e intenté maniobrar con la otra pero al final me terminé manchando. Mientras tanto pensaba que la situación era de lo más rara. Fui a la última clase del seminario y de golpe me encontré en la puerta del aula con dos sujetos -un chico y una chica- con los que nunca antes había hablado (o sí, pero sólo un poco) pero que por alguna razón siempre me cayeron bien. Como éramos lo únicos que quedábamos, bajamos juntos las escaleras y de repente empezamos a caminar y charlar hasta que estábamos los tres sentados a media cuadra de Corrientes tomando un helado, casi en el cordón de la vereda.

*
Conversación irrelevante en un taxi a las 2pm:

— A Lacroze y Corrientes, por favor.
— (arranca) ¿Vas al subte?
— Sí.
— ¿Se viaja bien?
— Mm.. más o menos.
— ¿Pero va vacío?
— Ah, sí, a esta hora sí.
(silencio)
— Pongo el seguro, por las dudas.
— Bueno.
(cierra los seguros)
— ¿Pongo más fuerte el aire?
— Mm... bueno.
(sube el aire)
— Hace mucho calor, eh.
— Y sí.
— Lo importante es la hidratación.
— ...
— Tomar mucha agua y más que nada Gatorade. Eso es muy importante, por el sodio.
— Ah...
(suena mi celular. mensaje de texto.)
— ¿Tenés señal?
— Sí, ¿por qué?
— No, porque nunca hay señal acá. Ah, mirá, tenemos el mismo modelo (muestra un Nokia 1100). El mío tiene problemas adentro del auto pero igual funciona. En cambio, los nuevos tienen mucho mp3, cámara de fotos y todos los chiches pero después no sirven para hablar.
— Sí, eso pasa.
— Y es un error humano, eh. No hay que echarle siempre la culpa a las máquinas.
— Claro, puede ser.
— ¡Uy! Se rompió la placa de "Libre" (señala el cartel).
— Uh...
— ¿Ves? Estas lucecitas son una porquería, no duran nada.
— Parecen de un árbol de Navidad.
— Y bue, qué se la a hacer. ¿Acá en la esquina te dejo?
— Sí, sí, acá está bien.

— Serían cinco pesos.
— Bueno, acá tiene justo. Chau, hasta luego.
— Chau, que sigas bien, suerte.

pd: a nivel de contenido, se podría decir que este blog pertenece al género non-fiction

Suzanne

Brother Paul! look!
—but he rushes to a different
window.
The moon!

I heard shrieks and thought:
What's that?

That's just Suzanne
talking to the moon!
Pounding on the window
with both fists:

Paul! Paul!

—and talking to the moon.
Shrieking
and pounding the glass
with both fists!

Brother Paul! the moon!

(W.C.W.)

And Henri...

miércoles, noviembre 28, 2007

superstitious

this is my magic 8-ball. it predicts the future. however, it is broken now. this means that some of the things it says will happen but other things won't.



I want to be water-soluble so that when i go water skiing and fall off I will dissolve before the sharks can eat me. the shark is a fish but the dolphin is not a fish. it is a kind of man.



Labels: Juguetes menemistas.

¿Por qué no escribí ninguno de mis libros?

Una posible hipótesis (1) :
Porque me la paso haciendo collages



(1) Cata dixit

martes, noviembre 27, 2007

Hay una inundación

"Laura, no te ilusiones con imposibles...", fue la frase del día de mi madre. Se acercó sigilosamente a indagar sobre mi vida amorosa y me dejó un tanto perturbada. Y la verdad es que tiene razón. No quiero más mensajes un día de semana a las 2am preguntándome si conozco un dealer (?) ni gente que me entregue su vida en pedacitos como un rompecabezas para que yo se la ordene. Quiero tener complicaciones muy banales. Sin ir más lejos, como las de hoy a las seis de la tarde, cuando mi preocupación principal era si bañarme antes de salir de casa o a la vuelta.

La segunda complicación trivial surgió en el colectivo porque iba muy lleno y estaban todos los pasamanos ocupados. Es decir, los de abajo estaban ocupados pero los de arriba no. Sin embargo, yo no podía agarrarme de los de arriba porque no estaba del todo depilada. O sea, lo estaba pero no tanto como para colgarme del pasamanos. Lo cual me remite a la tercera complicación trivial que surgió cuando me subí al subte y en el vagón había un señor que me miraba fijamente los pies. Los moví un poquito pero él seguía con la vista clavada en las sandalias. Me hizo sentir incómoda.

La cuarta complicación banal surgió cuando saqué el iPod (qué top!) y me di cuenta de que las baterías estaban completamente cargadas mas el aparato estaba vacío de temas. Las obligaciones que ofrece la tecnología moderna son de este tipo. Antes de dormir suelo repetir el ritual de poner las pilas en el cargador o enchufar cosas a la computadora. El cargador cuenta con dos luces naranjas que titilan cuando las pilas están listas.

La quinta complicación surgió cuando una vecina que hace mucho que no me cruzaba, me vio y me dijo: "Ay, ¡sos igual a tu mamá!" Y después agregó: "Pero en versión alta." Menos mal que mi madre no estaba en ese momento... No sé, qué se yo, supongo que es por el pelo largo y con "volumen", por no citar la frase de un amigo que me dijo "¡qué melena!" el otro día. Lo raro es que todo el mundo me dice que me parezco más a mi papá. Y la verdad es que de mi padre a mi madre hay una distancia muy grande. Hay parejas que son iguales. Conozco casos en los que uno puede llegar a pensar que los cónyuges son hermanos. Pero éste no es el caso.

La sexta complicación se debió a que anduve con dolor de espalda todo el día porque tuve que dejar de entrenar para concentrarme en mis "quehaceres." Pero, así y todo, la séptima complicación fue que pasé gran parte de la mañana transcribiendo fragmentos de libros que me gustan con la Olivetti en lugar de llevar a cabo mis ya mencionados quehaceres o, al menos, ordenar un poco mi cuarto.

Y finalmente, la octava complicación fue que la línea B de subte de golpe se detuvo y la operadora anunció que se encontraba "momentáneamente interrumpida", razón por la cual quedé varada en Carlos Gardel cantando "Mañana en el Abasto."

Ahora, la no-complicación fue la buena nota en el parcial que me entregaron hoy y entrar a una farmacia donde el señor escuchaba "Nada" interpretada por Julio Sosa.

Por otro lado, me llamó la atención que el Infotrans del colectivo hacía de vocero de la policía federal y daba consejos de tipo: "Si se corta repentinamente la luz y el gas, no salga desesperado de su domicilio. Puede ser una 'maniobra' de eventuales intrusos." (?)

Después decía "¿Qué ves por la ventanilla? Argentina." Me hizo acordar al final de una novela.



(cuartos del pasado)

The Life Aquatic

Éste es mi buen amigo Hal.
Tomé este retrato en su cumpleaños.
Pienso que él quiere estar en retratos.



Éste es mi buen amigo Hal.
Tomé este retrato en su cumpleaños.
Pienso que él quiere estar en retratos.



Éste es mi buen amigo Hal.
Tomé este retrato en su cumpleaños.
Pienso que él quiere estar en retratos.

lunes, noviembre 26, 2007

Daily spam

Buenos días, amiga. Hay cosas en la vida que son inevitables: el sol saldrá y se pondrá, la marea irá y vendrá, las estaciones cambiarán, los pájaros volarán hacia el sur para el invierno y volverán en la primavera. De algún modo, me siento tranquilo por esto debido a que muchas otras cosas en la vida son tan transitorias - tan momentáneas. Mi querida desconocida, a partir del momento en que te encontré, yo sabía que nuestra amistad se transformaría en algo duradero y precioso, al igual que sé que las orugas un día se convierten en bellas mariposas.

Bueno, creo que ya he dicho suficiente por ahora. Espero que tengas un día maravilloso y, con suerte, algún día sabré de tí.

Un afectuoso saludo,

JP


Labels: Meet the Mormons

domingo, noviembre 25, 2007

Esta escena debe situarse en una especie de supermercado chino

En estos últimos días se hizo evidente el hecho de que hago todo por duplicado. No dos veces sino el doble. Me hago cargo de mí misma como una madre paranoica. A veces, en el supermercado, ni siquiera me doy cuenta de que hay dos artículos de cada producto en el carrito. Prefiero comprar dos cebollas que una entera. Y chupetines. También llevo coca cola, caramelos (todo x 2) para cuando vemos películas, a la tarde. Los caramelos de frutilla son para los clásicos de TCM y las películas de género, con las que nos ponemos al día con los autores de culto. La coca cola es para la satisfacción de las irrelevancias académicas. ¿Qué más? Dos lápices negros. Uno por las dudas. Cigarrillos para cuando me siento elegante o al borde de partirme en dos.

Nunca había pensado en esto. Recién ahora se me ocurrió. Aunque en realidad creo que podría tener origen en algún tipo de monstruo hambriento e insaciable. O bien podría decirse que compro comida duplicada porque es más barato que mantener una relación estable, lo cual, según está visto, es incompatible con mi persona.

Serían 100 pesos.

¿Puedo poner acento extranjero y decir que no tengo plata? Con Gaby lo hacíamos siempre, pero no para no pagar sino porque nos resultaba divertido. Íbamos a los cines Village, en Recoleta, nos subíamos al ascensor y hablábamos con acento gallego. Usábamos muchos las palabras "elevador", "tía" y "gilipollas". Ella se hacía llamar Adela y yo Begoña. Nos divertíamos gratis. La gente nos preguntaba de dónde veníamos y nosotras decíamos que éramos primas y que habíamos nacido en Madrid.

No. No debería haber bancos de plaza con inscripciones porque interfieren en la soledad de esos lugares enrejados donde la gente va para escapar de los tan renombrados “proyectos” y de la anatomía informal que las calles suponen. En especial cuando llega el verano y el pensamiento se preparara para hibernar. Y yo, con la mirada perdida y una mueca de costado, pienso que ojalá pudiera conocer a alguien en un lugar así porque el ambiente parece apropiado para encontrar personajes que, a primera vista, parecerían estar dispuestos a todo.

Dios

To-do list


Me cago en el profesor que al devolverme el trabajo final me dijo: "¿Y vos?, ¿qué querés ser cuando seas grande?" Me fulminó. ¿A qué edad se empieza a ser grande? ¿Él es un pende-viejo o yo soy una nonna-pendex? Me cago en el tipo y en toda su banalidad. Me cago en su personalidad-telermaketer. Me cago en MC, la biblia de los idiotas. Puff... bueno, me descargué. Ojo, eh, igual me puso un nueve.
Me cago en la publicidad que dice "No hay cirugía para agregar personalidad." ¿Acaso el carácter es un valor agregado? Todas las mujeres jóvenes quieren ser chicas-Björk. Me cago en eso también. Y paso a confesar que me gusta el tema que dice: La gente pasa y pasa siempre tan igual / el ritmo de la vida me parece mal / era tan diferente cuando estabas tú / sí que era diferente cuando estabas tú.
Me tomé un taxi manejado por una mujer. El simple hecho de comentarlo puede parecer machista pero creo que fue la primera vez que me llevaba una mina. Tenía osos de peluche de color rosa colgando del espejo retrovisor. Se llamaba Carmen Haydeé. Es curioso darse cuenta de que las fiestas folkóricas son similares en todo el mundo.

viernes, noviembre 23, 2007

El amor (primera parte)


Los caminantes sin destino parecen no preferir a las mujeres con uñas tratadas por una manicura

Son muy pocos los que asisten sin regalos a los cumpleaños. En tal caso, no son tratados igual.

Dejo San Telmo a las doce de la noche. Llueve. Subo al colectivo y viajo sola con una mendiga cubierta en un trapo negro. La escena es rara. Me acomodo en la fila de asientos individuales y la mujer queda atrás. Hay muchas ventanas abiertas por donde se cuelan gotas de agua. A la altura de Patio Bullrich suben tres señoras rubias que se ríen a carcajadas. Cada una lleva -por lo menos- dos bolsas en la mano, como si hubieran comprado ropa nueva. Pienso que probablemente se ríen despreocupadas porque están mojadas y el detalle les parece pintoresco. De repente, la mendiga se levanta y me da un papel diminuto. Es un recorte de un billete de lotería. En letra cursiva se lee "ayuda-me", como si la frase hubiera sido escrita por un chico de siete años. En el Museo de Arte Moderno, mientras tanto, se está exhibiendo un pez inexistente dentro de una jaula futurista.

miércoles, noviembre 21, 2007

One-night stand



(los pesqué in fraganti)

Música sugerida:

Los postulantes

Apenas llegó a la fiesta me dijo: "Te tengo que confesar una cosa, me olvidé la billetera." Así empezó nuestro primer encuentro y terminó con una huída a alta velocidad del garage donde él había estacionado el auto para no tener que pagar la estadía.

(toca el timbre el cartero, trae mi pedido de Amazon)

Me repito que tengo que dejar de comprar cosas inservibles y plantearme objetivos más potables. Se acerca diciembre. Es tiempo del pan dulce, la sidra y los balances. Pienso que cambiaron un montón de cosas a lo largo del año (demasiadas) y a la vez parece que todo sigue igual. ¿Qué saco en limpio hasta ahora? Muy poco. No hay nada demasiado claro, el calor transforma la percepción de los objetos. Lo único que tengo seguro es un cajón lleno de bombachas rosas. Mi abuela nunca se olvida. Hubo ocasiones, incluso, en las que me regaló modelos con el año inscripto en el medio, con números fluorescentes y todo. Pero bueno, no todo lo que brilla es un diamante. A veces es sólo una lentejuela, como diría Lau. Sin ir más lejos, a veces es una lentejuela despegada de una bombacha rosa. Pero no voy a seguir con este tipo de alegorías. El meollo de la cuestión es que no se puede rechazar a un hombre por "parecerse al candelabro de La bella y la bestia," y mucho menos decírselo a su amigo.

"¿Y ustedes? ¿Siempre se llevaron tan bien?" Se acerca fin de año. La gente come pasas de uva y pide deseos. El problema no es angustiarse después de las primeras citas, sino un tema un poco más profundo como el hecho de resignarse a encontrar algo inexistente, poner los pies en la tierra de una buena vez y -esto es fundamental- empezar a usar paraguas los días de lluvia y dibujar a las personas paradas sobre un terreno firme en los exámenes psico-físicos.

lunes, noviembre 19, 2007

Uncle Sam wants you

























A la memoria de Uralita

Acerca del bovarismo

Me gustó la reflexión sobre la novela porque -esto podrá sonar medio cursi (mirándolo con un solo ojo)- pero yo, cuando era muy joven, leí Madame Bovary y supe que nunca me iba a conformar con un Carlos de turno sino que siempre terminaría con un Rodolfo Boulanger.

Labels: Me casaré con un border o no me casaré nunca.

Otras etiquetas: Personas que confunden su vida con una novela.

¿No será demasiado?

domingo, noviembre 18, 2007

Medias Boyita

Medias Boyita
bebés niños comunión colegial pantys damas caballeros

Meias de Boyita
a comunhão de estudante de faculdade calcinhas de senhora de bebês de crianças cavalheiros de senhoras

Les chaussettes de Boyita
les messieurs de dames de pantys de bébés d'enfants de communion d'étudiant de collège

Calzini di Boyita
gentiluomini di signore di pantys di bambini di bambini di comunione di studente di università


Boyita Socken
Hochschulstudent Umgang Kinder Babys Höschen Damen Herren

Носки Boyita
младенцы детей общины студента колледжа pantys господа леди

Boyita 存
大学生交流孩子婴儿童裤夫人绅士

Ponele

My mistress' eyes are nothing like the sun;
Coral is far more red than her lips' red;
If snow be white, why then her breasts are dun;
If hairs be wires, black wires grow on her head;
I have seen roses damasked, red and white,
But no such roses see I in her cheeks;
And in some pérfumes is there more delight
Than in the breath that from my mistress reeks.
I love to hear her speak, yet well I know
That music hath a far more pleasing sound.
I grant I never saw a goddess go;
My mistress, when she walks, treads on the ground.
And yet, by heaven, I think my love as rare
As any she belied with false compare.

W.S.

sábado, noviembre 17, 2007

Parece que no va a poder ser



Labels: A la señorita no la dejan retirarse antes del trabajo.

Otros: Hotcha Girls

Priciliana Manduley

No sé muy bien lo que me espera, pero, de cualquier modo, iré hacia eso riendo.
(Stubb)

Recibo una o dos postales por semana con imágenes raras pegadas al dorso. La de ayer había sido sacada de un diario y mostraba a un hombre de traje al lado de un retrato de Elvis. La parte de la cabeza había sido cortada y, en su lugar, habían pintado un círculo de color azul con marcador indeleble. Por estos días, también, he recibido imágenes de patinadores profesionales, tiras de historietas vintage, dibujos de Charlie Brown, abuelas posando en el Foro Romano y fotos de matrimonios recién casados. Más allá de si es psicosis o no es psicosis (mi amiga psicóloga dice que está loco, que debo alejarme por mi propia salud -y yo lo comprobé en un consultorio, cuando la doctora se fue y revisé a escondidas el vademecum-), el punto es que me preocupa qué voy a hacer con mi cajón de cartas el día que me case, por ejemplo. ¿Qué se hace con ese tipo de cosas? ¿Me tendré que conformar con releerlas a escondidas o podré guardarlas en una caja de cartón debajo de la cama? Pienso que nunca nadie me va a conocer del todo. Anoche soñé que una compañera salía del trabajo y se iba directo a misa. Me acuerdo de que cuando yo era chica, creía que si entrabas a una iglesia después estabas como "protegido" hasta que llegabas a tu casa y que en el camino no te podía pasar nada.



"En ciertas ocasiones me he descubierto, y a eso me refiero con las ideas persistentes que me suelen acompañar, copiando, por ejemplo, páginas completas del directorio telefónico o fragmentos de los textos de mis escritores preferidos [...] Fue entonces cuando tuve que inventar método para exorcizar mi underwood, después del paso de tantas manos por sus teclas. Copiaba sin parar las páginas de alguno de mis autores preferidos hasta que consideraba que la máquina readquiría la neutralidad necesaria para seguir escribiendo."

jueves, noviembre 15, 2007

Lovely Rita

Controladora de estacionamiento encantadora de Rita.
Controladora de estacionamiento encantadora de Rita.
Controladora de estacionamiento encantadora de Rita.
Nada puede venir entre nosotros,
Cuando oscurece remolco su corazón lejos.
La posición por un parquímetro,
Cuando vislumbré a Rita,
Llenando una entrada en ella el libro blanco pequeño.
En un gorro ella miró mucho más vieja,
Y el bolso a través de su hombro,
Hecho su mirada un poco como un militar.
La controladora de estacionamiento encantadora de Rita,
Mayo que pregunto (me informo) discretamente,
Cuando son usted libre,
Para tomar algún té conmigo.
Sacóla y trató de ganar ella,
Tuvo una risa y sobre la cena,
Dicho ella yo querría realmente verla otra vez,
Consiguió la cuenta y Rita lo pagó,
Tomó su hogar que yo casi hice,
Sentándose en el sofá con una hermana o dos.
Ah, controladora de estacionamiento encantadora de Rita,
Donde yo ser sin usted.

click

(y también)

Querido diario:

Volví a escapar en mitad de una cita. Claro que mis acciones estaban completamente justificadas pero, me temo, estoy atravesando una etapa un tanto fóbica. El tachero que contribuyó en mi huída puso un cassette con temas evangélicos, entre los cuales se destacaban: "Ayúdame, hermano", "Caminemos de la mano" y "Hazlo por él." Pero no lo venía escuchando de antes sino que lo sacó de la guantera y lo puso a propósito (a mi entender) a la altura de la plaza de la flor, sobre Figueroa Alcorta.

Otra cosa que hice una vez fue, por ejemplo, citar a dos hombres que no se conocían entre sí la misma noche, en el mismo lugar, y después no asistir al encuentro. Sí, en cambio, apagué el celular y salí con mis amigas, disfrutando mientras imaginaba la escena. ¿Por qué preferí salir con mis amigas esa noche? Porque una se confundió el cielo con "una pared celeste" y otra quería a toda costa que su hermano se llamara "Baldecito." Y la verdad es que me quedo con eso antes que aburrirme con dos pescados.

Prefiero, también, mirar una película con mi súper DVD que lee cualquier cosa. En serio, ponés una pizza y la lee. El problema, igual, sería el queso, porque quedaría todo pegado en el lector y después yo me vería obligada a pasar un trapito húmedo que probablemente terminaría arruinando el sistema. En el DVD, también se puede poner música para escuchar de noche y programar la máquina para que se apague automáticamente después de un tema en particular. A modo de ejemplo, Nina: The other woman finds time to manicure her nails / The other woman is perfect where her rival fails / Never ever seen with pin curls in her hair anywhere.

Para despedirme, voy a citar unas líneas célebres de cuando hacía teatro en italiano:

—Ciao, mamma... scusa per il ritardo... é arrivato Giulio?
—Ma per la miseria! Chi li ha invitati gli altri due?
—Che disastro!
—Ci siamo, li hanno liberati... stanno salendo! Evviva!
—Ma mamma, sei impazzita?

(etc)

miércoles, noviembre 14, 2007

De tal palo, tal astilla

(Un tour por la heladera de mi madre)

Mayonesa con agua termal:




Yoghurt con gel hidratante:



Huevos con crema anti-arrugas:



Labels: Heladeras posmodernas

Sin más pretensión

Me acuerdo de una vez que estábamos en Burger King almorzando con unas compañeras antes de entrar al colegio. En un momento se acercó una mujer de unos treinta y cinco años, re sacada, y nos dijo: "¿Por qué me miran? ¡Dejen de mirarme como si fuera un bicho raro! ¡Me miran porque soy gorda!" Lo peor es que ni siquiera era muy gorda y encima nosotras ni la habíamos registrado antes. Encima la mina se la agarró conmigo, decía que yo la miraba y me reía de ella con mis amigas. Yo no sabía qué decirle, la verdad es que no la había mirado ni una sola vez, pero andá a explicárselo a una neurótica obsesiva. Me sentí como el culo a pesar de que no habíamos hecho nada malo porque me dio mucha lástima. Además esa misma anécdota después sí iba a generar risas que estallaban en el medio de un reencuentro entre compañeras de colegio. Pero ahora sólo de vez en cuando me viene la imagen a la cabeza, por ejemplo cuando viajo en el subte, a la manera de un objeto de sombra.

martes, noviembre 13, 2007

Hablando de Roma

Acabo de ver a "El Chino" de Jugate Conmigo en el subte.

Update: Por la noche vi a Laura Azcurra en un bar.

Charmed life

A veces, cuando estoy en la cama a punto de cerrar los ojos, me parece escuchar un silbido corto, como si alguien me llamara. Es muy raro. En general, no le presto mucha atención y al rato me quedo completamente dormida, pero hoy me quedé pensando en eso sin llegar a ninguna conclusión. Pienso, también, en las escenas que se repiten. Hoy en el banco me crucé con un flaco que conocí en el recital de Joanna. Ayer en Plaza Italia vi a otro muchacho que una vez, en una fiesta, me llamó la atención porque estaba de traje y se paseaba por el bar al lado de una mujer oriental igual a Yoko Ono. Él tenía rasgos medio achinados pero no del todo. Estuve toda la noche intentando discernir si Yoko era su hermana o su novia. No se separaban ni un segundo pero no había contacto físico entre ellos. En todo caso, me pareció que podía tratarse de un matrimonio aburrido, en el que se hacía notar el hecho de que ella era mucho mayor que él. Me acuerdo de que en esa fiesta, en un momento, una chica se acercó y me dijo "¿Sabés una cosa? Tenés EL EJE," como si se tratara de una piedra preciosa o de algún asunto importante.

Esta vez no me generó ningún conflicto moral faltar a clase y quedarme en el bar de la facultad viendo cómo los demás tomaban cerveza. Ayer, en Núñez, me subí a un colectivo y desde arriba vi al
profesor al que queremos tanto. Yo estaba sentada al lado de un señor que leía Crónica y miraba una nota que se titulaba así: "Le arrancó el labio de un beso."

Características de Blockbuster: No ordenan las películas por director.
Características de Farmacity: No hay balanza.

Escenas de la vida (pos) moderna

video

lunes, noviembre 12, 2007

Mails diarios (Elena sería yo)

Chicas: (Aclaración previa. Ya sé que es largo el mail, pero por favor, léanlo, de esto depende el delgado hilo que nos une como amigas. Aparte sé que a todas les gustan las cosas largas, prostitutas.)

Como no me gusta ponerme la gorra, simplemente me pongo la galera para escribir este mail sobre un tema que tal vez para algunas parezca un detalle pero que creo que varias consideramos muy importante: el tema de los REGALOS DE CUMPLEAÑOS.

Me parece que todas sentimos un poco de envidia (sana) cuando ayer los amigos de Meli de la facultad le hicieron un regalo
el cual se notaba claramente que lo habían elaborado mucho y se habían divertido haciéndolo. Por esta razón, creo que tendríamos que llegar a un modo alternativo de ir a comprar el REGALO.

With no further ado (?), el MÉTODO PROPUESTO es el siguiente (es realmente muuy simple): para cada cumpleaños debe haber una encargada de 2 cosas

1) mandar el mail por lo menos 15 DÍAS ANTES o comunicarse con TODAS por cualquier otro medio para recordar a todas las demás que se viene el cumpleaños de ELENA (vamos a usar un nombre inventado para no personalizar) y mandar en este mismo mail un pequeño racconto de los días que ella (la encargada) puede juntarse con las demás para comprar el regalo, para que todas hagamos lo mismo. Recuerden NO mandarle el mail también a Elena.

2) Encargarse del tema plata. Con anticipación tiene que estar la plata disponible para ir a comprar el regalo. Por ejemplo, mandar en el mail que todas vayamos a la casa de la encargada del regalo de Elena a dejarle la plata y si la encargada está muy ocupada, poner plata por todas y reclamarla el día del cumpleaños. SEA COMO SEA, LA PLATA TIENE QUE ESTAR.

ACLARACIONES:

No hay excusa para nada, si la encargada justo va a estar de viaje esos 15 días, ese mes o ese año en la cual Elena, su amiga cumpleañera, cumple años se tiene que encargar antes de organizar todo, es decir junta la plata y se la deja a otra persona antes de viajar. Si su amiga Elena cumple, por ejemplo, en enero (cuack), la encargada tendrá que tener en cuenta que sus demás amigas no cumpleañeras pueden no estar en enero y deberá pedirles la plata antes o poner por ellas, y si la encargada no va a estar en todo enero, por ejemplo, le deberá dejar la plata a su amiga no cumpleañera loser que en verano se queda en Buenos Aires (léase yo). Paréntesis: por si no se dio cuenta, que tome especial nota de este párrafo aquella cuya amiga cumpleañera le toque Ana.

Apelo a la conciencia de todas, y la única regla que se puede establecer como principio general es que TODAS TENEMOS QUE IR A COMPRAR TODOS LOS REGALOS. Sólo como excepción puede alguna no ir. Así como siempre todas tenemos tiempo para ir al festejo a morfar y a tomar, también tenemos que poder ir a comprar el regalo.

Yo no quiero hacer ningún tipo de distinción entre las que nunca pueden y las que siempre se encargan, simplemente lo que quiero decir es que todas tenemos un montón de cosas que hacer: algunas cursan, otras trabajan, otras tienen millones de parciales, otras entrenan, otras tienen gimnasio, otras tienen amigos de afuera, otras tienen novio, otras tienen millones de compromisos fuera de todos los que nombré, pero está bueno entender que más allá de tooooodas las millones de cosas que TODAS tenemos que hacer, los compromisos de una no son más ni menos importantes que los de la otra.

Este año no quedan más cumples, por lo cual está bueno empezar el 2008 con borrón y cuenta nueva. La idea es mañana juntarnos para hacer el sorteo de a qué encargada le toca la primera cumpleañera (Elena).

Comprar un regalo no debería ser un trámite sino una ALEGRÍA, y hay que dar un primer paso. Además estaría bueno antes de que el speed con vodka nos termine de matar las neuronas que empecemos a usar un poco de creatividad para los regalos, aquella creatividad que supimos tener cuando a Ana le regalamos la caja con los preservativos frutales.

Besos,

Gaby

domingo, noviembre 11, 2007

¿Cómo puede ser esto?

Amiga. SMS a las 4am:
che, encontraron una prostituta tirada en una zanja. estás bien? llamame cuando llegues.

Así estamos

iracunda
irónica
irracional
irritable
isoeléctrica
isotónica

viernes, noviembre 09, 2007

(OB)

(En uno de los escritos del cuadernillo de las cosas difíciles de explicar, el poeta ciego habla de cierto suceso ocurrido en una institución conocida como la ciudadela final)

"Estoy siempre atento, con una intensidad anormal, a lo que sucede a mi alrededor. Tengo reacciones muy rápidas y violentas que, felizmente, se apaciguan de inmediato. Siento además que no soporto muchos de los estímulos externos con los que convivo. Debo atender sólo una cosa a la vez. Me causa un enorme fastidio, por poner el caso, que dos personas se dirijan a mí al mismo tiempo o que suene un teléfono cuando estoy hablando por otro. También me siento extremadamente sensible a ciertas presencias visuales. Debo dormir con todas las luces apagadas y, sobre todo en la playa o en el campo, preferiría muchas veces que el paisaje ante el que me encuentro no se presentara completo. Esto parecería ser el retrato de un neurótico o algo parecido, pero lo curioso es que se trata de estados que aparecen a manera de chispazos con un muy corto tiempo de duración."

M.B.


jueves, noviembre 08, 2007

ese paredón que es como un trapo

camino atrás de una chica (o señora -no alcanzo a verle la cara), pelirroja, caderona y con un vestido bordó. todos los hombres se dan vuelta para mirarla y hasta un vendedor de flores le ofrece unos jazmines y suspira. y yo pienso, bueno, que si hubiera estado más lejos como para darles un respiro, que si siguiera los consejos de mi madre y tomara un poco de sol, que si ese día me hubiera puesto un vestido de flores y dejado el pelo suelto... tal vez, yo habría ocupado ese lugar. pero, claro, salí de mi casa a las apuradas, dormí cinco horas, me salió todo com el orto y no soy más que una rubia flacucha que se come el pellejito de las uñas. no fue un buen día. inclusive si mis amigas aseguraron que la fiesta estuvo buena y yo dije "¿buena?, ¿del verbo 'buenar'?" y lucía dijo: "sí, buena de 'aquello que no es malo'."

cuando tenía trece años, en una fiesta en chile (en una casa donde había gallinas), conocí a un chico que se llamaba camilo. no lo vi nunca más. ayer me mandó un mail que decía: "estoy en buenos aires, llamame." y yo tengo tanta mala leche que justo no chequeé esa casilla y entonces después de dos días, cuando lo llamé al hotel, la recepcionista me dijo: "acaba de hacer el check out." chekaut. al rato hablé con nat y me dijo que su amigo está como enamorado y que debería darle una oportunidad. y yo le dije: "pero si el fin de semana me lo encontré y ni me habló." y me dijo: "es que justamente me preguntó si siempre es así, que cuando te gusta alguien no podés ni hablar." puff.. lo peor es que ni me habló. yo le comentaba que para mí el sparkling tiene vida propia y él repetía como un loro la palabra "sparkling."

después me acerqué a la puerta y vi que me habían mandado una carta con un sobre todo decorado. adentro había un papel donde se leía, en letra muy desprolija, esta frase: "Habla demasiado."

pd: palabras que siempre tipeo mal: "hombre" (pongo "homer") y "pero" (escribo "peor").

miércoles, noviembre 07, 2007

Traductores automáticos

versión original:
happy happy in your day
amiguito that god blesses you
that he (she) reigns the peace in your day
and that cumpleas much more


versión alterada:
happy happy in your day
i hope that a trolley step you
that you eat rotten sweet-potato
and that you expire for behind

Labels: Cánticos infantiles


¡qué cursi!

El peligro de ingerir alcohol de más

Amiga: — Che, Ana, el sábado después de que te fuiste un pibe me pidió tu teléfono.
Yo: — ¿Qué pibe?
Amiga: — El que le dijiste que eras la reina de Gualeguaychú.

martes, noviembre 06, 2007

Índigo

Tengo una amiga de la facultad que asegura que es una niña índigo y que tiene una misión. Dice que tiene un "coeficiente intelectual superior al de los demás" y se pasea orgullosa por los pasillos, segura de que está encaminada hacia una meta. Nadie sabe cuál es su objetivo final y ella tampoco lo revela. A mí, por alguna extraña razón, siempre me cayó muy bien. Creo que es porque es la persona más segura del mundo. En clase, cruzamos miradas y ella siempre pone cara de soberbia cuando habla el profesor. Sus hermanas, según cuenta, también son niñas índigo. La mayor no vive en Buenos Aires pero una vez viajó para acá y, como estudia arte, la ayudó a pintar y decorar las paredes del departamento. Su familia es peronista y se juntan todos una vez por año en un campo, con otras personas, a rememorar viejas épocas y mantener la tradición.

Mi amiga, a veces, me pedía que la acompañara a las casas de algunos músicos y artistas que formaban parte de su misión. Entonces nos juntábamos en el centro, bien temprano a la mañana, y desayunábamos en un bar. Después nos tomábamos la línea A y nos íbamos cada una con su grabador a coseguir testimonios sobre una amplia variedad de temas.

Hubo una época en que las dos estábamos peleadas con nuestros respectivos novios y nos pasábamos horas en su casa desmenuzando lo que quedaba de cada relación. Dejamos de hacerlo el día que ella se desmayó y la tuve que sacar de emergencia. Después empezó a tener ataques de pánico y a tomar flores de bach para poder dormir. Entonces nos limitamos a seguir la costumbre de viajar en la línea A, pero no para ir a un lugar en particular sino porque las dos estábamos convencidas de que podía pasar algo interesante ahí. Algo interesante, más allá de la sensación de estar sentadas en el vagón quieto o de conocer el momento justo de abrir la puerta cuando el subte llega a la estación; es decir, no cuando todavía avanza a cierta velocidad, sino cuando parece que está parado pero en realidad no detuvo la marcha por completo.


Cosas

La invitación de cumpleaños más deprimente que recibí en estos días:

Hola Chicuelass! Cómo andan? Bueno el motivo de este mail es obvio, no? Como todas sabrán, el jueves es mi cumpleaños nº 23. No me deprime el número, más bien todo lo contrario. Conocen mi alma de abuela, así que estoy muy pero muy feliz de cumplir añitos! Es más, ojalá cumpliera 30. Para festejarlo voy a hacer una merienda/cena/picada en mi casa ese mismisimo día a las 20.00 hs! Las que lleguen más tarde serán bien recibidas con abundante comida.
Las espero a todas.
Marian
*
Me lo dieron por la calle:



pd: me levanté al profesor de tango (nota mental: jodete por hacerte la linda).

domingo, noviembre 04, 2007

Características personales

(-) soy malísima para explicar dichos populares y refranes.
(+) siempre gano en ese juego que consiste en pasar por debajo de una soga arqueando la espalda hacia atrás.
(- +) a los quince años salí a la calle en pijama "para ver la reacción de la gente."


in memoriam.

Pa papa papa

Moza fina y de buena familia
tú prefieres un chico de carrera
que tenga un automóvil extranjero,
buena paga y un chalet en las afueras.
Pero yo como vivo en el campo
sólo puedo vacilar con mi tractor.
Nunca pincha, tiene aire acondicionado
y un meneo que te pone juguetón.

Tengo un tractor amarillo,
que es lo que se lleva ahora.
Tengo un tractor amarillo,
porque ' ye la última moda.
Hay que comprar un tractor,
ya lo decía mi madre,
que es la forma más barata
de tener descapotable.
Pa-papa-papa.

sábado, noviembre 03, 2007

Instrucciones de shampoo

Modo de empleo: aplique - frote - enjuague - repita

"Hija, ¿la cabeza la tenés puesta?," es lo que acaba de decir mi madre. Me iba a pasar el fin de semana afuera y al final se canceló todo. Pero ahora me vengo a enterar de que hoy una de mis amigas llamó a mi madre para salir con ella, a sabiendas de que yo no estaba. (!!) ¡Caradura! Otra fue a la inauguración del Axel htl y se agarró a dos gays. ¿Qué carajo está pasando? Mi padre nunca sale a la calle sin un metro. Es rarísimo. Hace poco tuve la oportunidad de caminar unas cuadras con él por Santa Fe y se la pasaba midiendo objetos y anotando números en una libreta. Yo lo esperaba un poco impaciente e intimidada por las miradas curiosas de los que paseaban por ahí.

(me gusta que a las All Star les dice " Chuck Taylor shoes")

Descubrí que mi amigo francés también hacía esta adivinanza:

—¿De qué color es el caballo blanco de San Martín?
— Blanco.
— No, marrón porque se cayó a un charco.

Él decía: "Quelle est la couleur du cheval blanc de Napoléon?"

A esta altura del año se empieza a notar

la diferencia entre los que dedican parte de su vida al bronceado y los que no.


viernes, noviembre 02, 2007

A la memoria de las tildes al revès

El otro día nos pusimos a hablar con un amigo sobre la extraña costumbre de aplaudir después de una clase de gimnasia. Mi amigo no lo podía creer cuando yo le contaba que siempre que termina una clase de danza o gimnasia el profesor -o profesora- dice "muchas gracias" y la gente aplaude. A mí siempre me pareció algo natural pero es medio raro. Estaría bueno aplaudir todo el tiempo. Ejemplo: después de un teórico en la facultad, cuando termina la sesión con el psicólogo, cuando finaliza la jornada laboral, etc. Voy a ver si puedo implementarlo. Lo que sí logré una vez fue iniciar un aplauso. Es una sensación de lo más gratificante cuando uno empieza clap, clap, clap y de repente se comienzan a sumar los aplausos de las otras personas. Me acuerdo que fue durante un acto organizado por el Consulado Italiano al que fuimos con el colegio. El aplauso lo inicié después de cantar el himno a nuestros ancestros:

Fratelli d’Italia
L’Italia s’é desta;
dell’elmo di Scipio
S’é cinta la testa.
Dov’é la vittoria?
Le porga la chioma;
Che schiava di Roma
Iddio la creó.
Stringiamci a coorte!
Siam pronti alla morte;
Italia chiamó!


click
(da un poco de miedo)

Hoy

Casi me pisa un ciclista que cruzó con el semáforo en rojo. Después algo muy tonto desencadenó una serie de acontecimientos que escaparon de mi control. Hubo un gran malentendido que hizo que todos sacaran "trapitos al sol" y se generó una cadena de insultos cruzados que dio como conclusión que:

- me cagaron injustamente a pedos
- cagaron a otra persona a pedos (injusta y justamente)
- entré en la desesperación
- lloré
- salí del edificio corriendo a lo anna karina
- me compré cuatro sánguches de jamón y queso (aka sandwich)
- extrañé a mi ex novio y casi lo llamo (pero en cambio -y para completar el clisè- llamé a mi madre)*

Dijeron los otros:

— Esto es un barco en medio de una tormenta.
— Esto es como esas personas que se tiran de un octavo piso y no se dan cuenta del peligro hasta que se chocan contra el piso.
— Bienvenida al mundo, muñeca (sic).

¿Me lo merezco? ¿No será hora de un cambio?
En este momento me gustaría escribir un ensayo sobre la lucha de la mujer por el desarrollo profesional.

*Más tarde me llegó un sms de mi madre que decía: "creo que para tomar decisinn al menos ello quien deberia gestinnarte pase bes."
De más está aclarar que no lo entendí-

jueves, noviembre 01, 2007

Monotemática

¡Por Dió!
la Real Academia y su absurda relación con los blue jeans